what-are-lifestyle-hotelsSe conocen como hoteles lifestyle a aquellos establecimientos de hospedaje (hoteles, posadas, moteles, etc.) que se enfocan en la satisfacción de las necesidades de sus clientes basándose en el estilo de vida que éstos practican. Evidentemente, diversos grupos de personas llevan estilos de vida distintos, o simplemente tienen intereses distintos, por lo que los hoteles lifestyle suelen dirigir su atención a ciertos nichos de mercado.

Así, por ejemplo, ciertos hoteles lifestyle enfocan todo su concepto en atender a clientes que sienten un gran gusto por las últimas tecnologías. Otros establecimientos se dedican a complacer a quienes buscan cuidar de su cuerpo y espíritu, ofreciendo spa, terapias alternativas, sesiones de yoga y meditación, etc. También, otros se concentran en atender a clientes naturistas y ecologistas, ofreciendo un entorno amigable con el medio ambiente o incluso contacto directo con la naturaleza y los animales.

Por lo general, los hoteles lifestyle son una categoría puesta en marcha por las más grandes cadenas hoteleras. Para estas grandes marcas, los hoteles lifestyle, que son más exclusivos y personalizados, les permiten atender a un nicho de mercado más exigente.

Hay que tener en cuenta que los hoteles lifestyle conjugan la exclusividad y distinción de los hoteles boutique con un enfoque de atención más personalizado y local, dirigido a cierta categoría de clientes, particularmente los llamados “millenials”.

Los hoteles lifestyle buscan promocionar los atractivos del destino donde se encuentran, basándose en los perfiles de sus clientes. Además de ofrecer una experiencia adaptada y relacionada a la localidad, entorno o destino turístico donde se ubican, este tipo de establecimientos desarrollan asociaciones con empresas, personas u organizaciones de la comunidad, con el fin de proporcionarles a sus clientes una experiencia más auténtica y ligada al lugar.

En efecto, ya muchos turistas están cansados de experimentar los mismos servicios empaquetados una y otra vez, a pesar de viajar a sitios totalmente diferentes. Las cadenas hoteleras han comprendido esa necesidad, por lo que han comenzado a erigir hoteles que conjuguen la sofisticación de las grandes marcas con la autenticidad de los hoteles boutique.